Medicamentos Para La Disfunción Erectil

By | November 27, 2016

Ahora vamos a echar un vistazo a algunos de los fármacos disponibles y más ampliamente prescritos, que tratan la disfunción eréctil.

La disfunción eréctil es mejor tratado junto con la pareja, porque se requiere su comprensión y apoyo a medida que trabajas para conseguir curar la disfunción eréctil. Cuando la disfunción eréctil está vinculada a problemas emocionales como el estrés y la ansiedad, es aún más necesario que la pareja esté comprometida a pasar por el proceso juntos.

En el pasado, la norma era que el hombre se debía someter a un implante de pene que se complementaba con psicoterapia, pero ahora el implante de pene ya no es necesario a menos que el paciente lo desee.

Hoy en día, hay formas naturales de tratamiento para la disfunción eréctil, pero los más comunes y ampliamente estudiados son los medicamentos recetados. Ya que, de ninguna forma alentamos el uso de fármacos, hemos hecho todo lo posible para hacer que esta guía sea lo más completa posible. Así que a continuación, compartimos los valiosos consejos y el plan de alimentación que debes seguir, para curar la disfunción eréctil.

Medicamentos Con Receta Para La Disfunción Eréctil

En los Estados Unidos, en todo el mercado de la disfunción eréctil, sólo hay tres medicamentos que se prescriben y se encuentran en proceso de aprobación de la FDA. Los tres ingrendientes principales utilizados para combatir las causas físicas de la disfunción eréctil, en ningún orden en particular, son: tadalafil, más comúnmente conocido como Cialis, citrato de sildenafil, también conocido por su nombre popular Viagra, y vardenafil, también llamado Levitra.

La popularidad de estos fármacos se debe a que un alto porcentaje de hombres que los usan obtienen resultados. Para ser precisos, tres de cada cuatro hombres que usan estos fármacos pueden tener relaciones sexuales normales con su pareja.

En lo que se refiere a los efectos secundarios, es un tema totalmente diferente, porque cientos de miles de usuarios se han quejado de diversos problemas después de tomar estas pastillas.

En los hombres que sufren de diabetes, el porcentaje de hombres que fueron capaces de tomar cualquiera de los tres fármacos fue mucho más baja que los hombres que no sufren de diabetes. Así que para resumir, si tienes diabetes, el Viagra no es tu mejor opción.

Aquí hay que hacer una nota y decir que las drogas mismas no son capaces de dar a un hombre una erección. Tomar Viagra no quiere decir que un hombre vaya a tener una erección inmediata. Lo que estos medicamentos hacen, es permitir que el óxido nítrico entre en juego, permitiendo que los músculos en el pene se relajen y la sangre circule libremente. El hombre requiere de estimulación sexual para que las cosas avancen de forma normal

¿Cuándo se debe tomar estas pastillas?

Lo ideal sería que el Viagra y Levitra se tomen hasta una hora antes del acto sexual. Estas pastillas permiten que el hombre esté activo durante unas cuatro horas. Tadalafil se lleva el premio ya que sus efectos pueden durar hasta 36 horas.

Sin embargo, después de tomar este medicamento, un hombre puede tener relaciones sexuales sólo una vez en 24 horas.

Como puedes ver, hay demasiadas condiciones y especificaciones a la hora de tomar estos medicamentos prescritos. Lo que nosotros promovemos, es una forma natural y saludable para aumentar tu rendimiento sexual, sin tener que depender de pastillas o medicamentos y así evitar sus peligrosas consecuencias.

El Viagra salió al mercado en 1998. Antes de esto, la principal droga dominante en el mercado era alprostadil, que no era un medicamento oral. La sustancia tenía que ser inyectada en el pene o por medio de la uretra (ouch!), El Viagra dominó el mercado en los siguientes cinco años y el precio total de mercado de los tres nuevos fármacos combinados exceden los $ 3400 millones para el año 2004. Viagra siguió dominando durante los próximos dos años, con más de 50% de la totalidad de la cuota de mercado.

Pero, ¿qué son estos medicamentos y cómo funcionan realmente? Echemos un vistazo más de cerca a las tres drogas a continuación:

Viagra

Probablemente la droga sexual más popular del mundo. El Viagra ha recorrido un largo camino, y curiosamente no iba a ser utilizada originalmente como un medicamento para la disfunción eréctil. El Viagra, el citrato de sildenafil, tiene sus orígenes en los años 90, 1991 para ser exactos.

La droga fue elaborada como un tratamiento para el dolor de pecho. Sí, dolor de pecho. Sin embargo, mientras el fármaco se mantuvo en el mercado, sus fabricantes se dieron cuenta de su potencial, cuando sus clientes reportaban que provocaba otra reacción totalmente inesperada, una erección. Así el Viagra llegó a ser el medicamento que conocemos, y no ha dejado de ser prescrito para la disfunción eréctil desde 1998. La FDA aprobó el medicamento y hasta la fecha más de 30 millones de hombres de todo el mundo han utilizado Viagra en algún momento de sus vidas.

Datos interesantes sobre la Viagra:

La Viagra es una píldora que se toma por vía oral con algún líquido (siempre se debe tomar antes de comer cualquier cosa, mejor tomarlo con el estómago completamente vacío. Evite los alimentos grasos, ya que pueden afectar su absorción en el cuerpo). La Viagra utiliza el óxido nítrico para dilatar los vasos sanguíneos en el pene, lo que permite que fluya más sangre al órgano.

El óxido nítrico hace que los músculos del pene se relajen lo que hace que más sangre fluya y se endurezca el pene (¡erección!). El Viagra, como cualquier otro medicamento, tiene una dosis recomendada. No debes tomar más de lo que se prescribe. La cantidad normal es de 50 mg. Las farmacias suelen vender Viagra en dosis de 25 mg, 50 mg y 100 mg.

Debido a su naturaleza potente, el Viagra debe tomarse hasta una hora antes de la actividad sexual. Se mantendrá activo en tu sistema durante cuatro horas después de tomarla.

Muchos hombres comenta de que la Viagra aumenta la libido – pero esto no es cierto y tampoco causa erecciones automáticamente. Con el fin de lograr un mejor rendimiento durante el uso de este medicamento, pídele a tu pareja que te estimule hasta que estés excitado sexualmente. De esta manera se le da al Viagra la oportunidad de trabajar para que puedas tener mejor sexo.

Una advertencia – si sufres de enfermedad cardiovascular o si tienes la presión arterial baja, busca asesoramiento profesional antes de tomar Viagra, esto es especialmente importante para los hombres mayores de 65 años. Siempre lee la etiqueta con cuidado porque hay efectos secundarios y condiciones que pueden evitar que tomes este medicamento.

La Viagra tiene un costo de $ 10 por pastilla.

Levitra:

Después de haber disfrutado de un éxito de cinco años siendo la única solución para la disfunción eréctil, el Viagra se enfrenta a uno de sus primeros competidores.

El chico nuevo del sector, se llama Levitra. Levitra salió al mercado en el 2003 y hasta la fecha sigue siendo uno de los principales competidores y rivales de Viagra. Tras su aprobación por la FDA, Levitra se convirtió en un medicamento prescrito por los médicos. El medicamento funciona en el mismo concepto y principio que el Viagra. Levitra ayuda al flujo sanguíneo a ir hacia el pene lo que facilita que se endurezca y mantenga su erección durante el coito.

Se debe tomar hasta una hora antes de que tengas previsto un encuentro sexual. Esta droga actúa más rápido que cualquiera de las otras dos. Durante los ensayos clínicos, algunos hombres reportaron que llegaron a tener una erección tan sólo 25 minutos después de tomar la pastilla.

Levitra tiene algunas ventajas sobre la Viagra. Tiene la capacidad de trabajar junto a otras enfermedades como la diabetes y puede ser tomado si el paciente a tenido una cirugía de próstata. Estos son factores importantes que conducen a los médicos a recomendarla sobre otros medicamentos para la disfunción eréctil en el mercado.

Levitra tiene sus desventajas sin embargo. Nunca se debe combinar con medicamentos para el dolor en el pecho que contengan nitratos. Levitra no debe utilizarse en combinación con alfa-bloqueantes (medicamento usado para la presión arterial elevada o problemas de próstata). Levitra está disponible en pastillas de 2,5 mg, 5 mg, 10 mg y de 20 mg. Toma solamente una dosis al día. La Levitra cuestan casi lo mismo que la Viagra – $ 10 por pastilla.

Cialis:

Salió al mercado el mismo año que Levitra, Cialis es el Sr. de las drogas para la disfunción eréctil.

Mientras que la Viagra y Levitra actúan durante cuatro horas, Cialis dura ocho veces y te mantendrá en actividad hasta ¡36 horas!

Cialis es un medicamento oral cuya absorción en el sistema sanguíneo no se ve afectado por grasas o alimentos grasos, por lo que no debe tomarse con el estómago vacío. Sin embargo Cialis tiene sus propios inconvenientes, que pueden ser bastante desagradables.

Estos efectos secundarios incluyen, malestar estomacal, sensación de dolor en la espalda y los músculos y también dolores de cabeza.

Trabajando de una manera similar a sus contrapartes, Cialis fomenta un incremento en el flujo de sangre hacia el pene cuando un hombre se excita. Probado clínicamente para mejorar las erecciones si el hombre está sufriendo de leve a severa disfunción eréctil, Cialis sigue siendo uno de los mejores medicamentos recetados para la disfunción eréctil.

Cada uno de los tres medicamentos tiene sus pros y contras. Los efectos secundarios de Cialis generalmente aparecen después de 12 a 24 horas de haber tomado el medicamento y los síntomas tienden a desaparecer después de dos días.

Al igual que una resaca, realmente no tiene una cura, sólo hay que esperar que los efectos se vayan.

La dosis recomendada que se debe comenzar a tomar es de 10 mg. También hay opción de comprarlas de 5mg y 20mg.

Cialis no debe tomarse más de una vez al día.

El costo de una pastillas de Cialis es el mismo que el de las otras dos – $ 10 por pastilla.

Consecuencias de la toma de medicamentos para la disfunción eréctil

Hay una condición de la que se habla poco cuando se comienza a tomar estos medicamentos, el priapismo.

El priapismo es casi una ironía de la situación, porque se refiere a un estado en el que un hombre sigue teniendo una erección incluso después de que haya terminado de hacer el amor con su pareja.

Así que, de no poder tener una erección, ahora tiene una erección durante un período prolongado de tiempo. Así que olvídate de salir a cualquier lugar inmediatamente después de tener relaciones sexuales.

Es una situación curiosa, pero en realidad es un estado muy grave que puede conducir a daños del pene. Esta erección prolongada, si no se aborda, podría conducir al hombre a herir a su pene y a tener un problema aún más grave – la impotencia permanente.

Condiciones cardiovasculares y medicamentos para la disfunción eréctil

Lo último que alguien quiere es tener un problema grave durante la intimidad con su pareja. Sabemos que no es un pensamiento agradable, pero ha sucedido. Los hombres, por lo general mayores de 65 años, que sufren de una enfermedad cardiovascular, han tomado una de estas tres pastillas y por el esfuerzo de hacer el amor, terminaron con un ataque al corazón. Te estarás preguntando si esto es realmente posible. ¡Te aseguramos que lo es!

En una persona sana, la actividad sexual hará que respire con dificultad después de un esfuerzo apasionado. Cuando se sufre de problemas cardíacos que dictan que no deberían esforzarse demasiado, tienen que tener mucho cuidado con lo rápido que su corazón está latiendo durante el acto sexual.

Los hombres mayores de 65 años o los hombres con enfermedades cardiovasculares, tienen un alto riesgo al tomar los medicamentos antes mencionados. Los medicamentos para la disfunción eréctil son muy potentes y no deben ser tomados por hombres que no sufren de esta condición, y tampoco son destinados a mujeres o niños.

Si sientes mareo o dolor en los brazos y en el pecho durante el acto, es aconsejable que te abstengas de ir más lejos y parar inmediatamente. Si algo de lo mencionado anteriormente ocurre, habla con tu médico lo antes posible.

También vale la pena señalar que con los tres fármacos, se aconseja y recomienda empezar con la dosis más baja posible y aumentar paulatinamente según las necesidades.

Todos los medicamentos mencionados en este capítulo se prescribes por un médico. Por tu propia seguridad, no alteres la dosis prescrita, a menos de que se te indique lo contrario. Nunca uses el medicamento con otro propósito que no sea el que se estipuló. Siempre mantén la medicina en un lugar que esté fuera del alcance de los niños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *