Tratamiento Alternativo Para La Disfunción Erectil

Cialis, Levitra y Viagra son algunas opciones que la gente toma para combatir la disfunción eréctil, pero eso es para los casos en que la disfunción eréctil tiene una causa física. Además, estas pastillas son para personas que no han probado la ruta natural para curarse y simplemente quieren tomarse una pastilla para tener sexo rápido.

Si bien puede parecer conveniente, tomar estas pastillas tiene su larga lista de peligros, que hemos mencionado en el capítulo anterior. Además, tienes que tomar demasiadas precauciones, como no salir en las próximas horas después de tomarlas porque pudieras tener una erección no deseada. La disfunción eréctil, como hemos visto, puede ser causada por razones físicas o psicológicas. Y como también hemos abordado en capítulos anteriores, las causas físicas de la disfunción eréctil se pueden tratar de manera efectiva en cierta medida por los tres grandes fármacos disponibles en el mercado.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando la disfunción eréctil de un hombre no es causada por un problema físico per se? ¿Qué pasa si un hombre está pasando por el estrés de tener que cambiar de trabajo porque ha decidido cambiar de residencia? Hay tantas presiones que pueden preocupar a un hombre; no tener el valor de decirle a su pareja porque se siente demasiado avergonzado para compartirlo con algien.

El hombre también se puede estar comiendo los tipos incorrectos de alimentos, que finalmente le afectan para poder actuar correctamente en la cama. Cualquiera que sea la causa, el estrés y la ansiedad, con el tiempo afectan al hombre y comenzarán a manifestarse en formas pequeñas. La disfunción eréctil se hace evidente cuando el hombre no logra tener una erección casi el 50% de las veces que quiere hacer el amor con su pareja. Lo que hace que este tipo de disfunción eréctil difícil de tratar, es el hecho de que el hombre necesita estar abierto a recibir consejos y a obtener la ayuda necesaria para que pueda reanudar sus relaciones sexuales de manera normal. Si no es tratada, la frustración y la tensión sexual reprimida pueden desgastar una relación.

Especialmente una relación en la que la pareja no tiene conocimiento de lo que el hombre está sintiendo. Vamos a ver algunas formas más tradicionales de tratamiento que se han utilizado durante décadas y continúan siendo utilizados hoy en día.

Terapia dela bomba de vacío

El uso de esta bomba requiere paciencia y dedicación, pero es posible obtener los resultados deseados (erección). En un cilindro transparente, el hombre inserta su pene y mediante el uso de una bomba se fuerza el aire fuera del cilindro, creando un vacío alrededor de su pene que ayuda en la extracción de sangre en el tejido eréctil. Con una erección formada de esta manera, el hombre luego coloca un anillo particular, especialmente diseñado para este fin sobre la base de su eje con el fin de atrapar la sangre dentro de su pene. La bomba funciona, pero hay que tener paciencia. Hay que señalar sin embargo, que si se mantiene el vacío durante un período de tiempo prolongado, entonces el hombre puede sufrir contusiones en los genitales.

Terapia de Inyecciones

Esta es probablemente una de las opciones más dolorosas en la lista. La Terapia de Inyecciones es cuando el hombre debe inyectar químicos en su pene, para lograr un mejor flujo de sangre que le permiten tener una erección. En 1995, Caverject fue aprobado por la FDA como una de las primeras drogas inyectables. Otro medicamento que también se aprobó es la Papaverina. Ambos medicamentos se inyectan en el pene minutos antes de la relación sexual. La desventaja de estas dos soluciones es que causan erecciones terriblemente dolorosas y en casos raros, la erección sigue incluso después de la relación sexual. A menudo termina además necesitando atención médica. Y ni hablar de lo incómodo que puede ser tener que inyectarte una sustancia química en tu miembro antes de hacer el amor con tu pareja.

Cuando se inyecta el pene, los medicamentos requieren unos diez minutos para hacer efecto. Esta solución generalmente puede durar hasta una hora. Tanto la inyección como esperar que la erección se produzca, son bastante dolorosos y hace que esta opción sea una de las menos favorables para la disfunción eréctil.

Implantes de prótesis de pene

La cirugía en el pene a menudo significa que nunca serás capaz de tener una erección natural de nuevo. Es por ello que esta opción suele ser una de las últimas opciones en la lista para tratar la disfunción eréctil.

Si estás pensando por esto, significa que entiendes que el cirujano implantará en los cuerpos cavernosos de tu pene una prótesis de pene semi-firme que se hace de barras de silicona. Estas barras son flexibles y se doblan cuando surja la necesidad. También hay una bomba que se coloca en el escroto y se puede apretar, dando espacio para que se infle y desinfle. Podrás reanudar las relaciones sexuales ocho semanas después de la cirugía. Una vez que hayas tenido esta cirugía, es muy difícil volver a tu estado normal.

Este tipo de aparato funciona, pero el inconveniente principal es su incapacidad para poder ocultarse detrás de la ropa.

La cirugía es siempre un gran paso y debe ser pensado con la debida diligencia, seriedad y una cuidadosa deliberación.

Una vez que un hombre ha recibido toda la información que necesita acerca de la cirugía, entonces se puede proceder a sopesar cuidadosamente sus opciones y una vez hecho esto, puede proceder a someterse a la cirugía. Sin embargo, la cirugía es un proceso sumamente invasivo. Es mucho más sencillo usar los métodos naturales descritos en este libro para deshacerse de la disfunción eréctil de una manera saludable.

Medicamentos Para La Disfunción Erectil

Ahora vamos a echar un vistazo a algunos de los fármacos disponibles y más ampliamente prescritos, que tratan la disfunción eréctil.

La disfunción eréctil es mejor tratado junto con la pareja, porque se requiere su comprensión y apoyo a medida que trabajas para conseguir curar la disfunción eréctil. Cuando la disfunción eréctil está vinculada a problemas emocionales como el estrés y la ansiedad, es aún más necesario que la pareja esté comprometida a pasar por el proceso juntos.

En el pasado, la norma era que el hombre se debía someter a un implante de pene que se complementaba con psicoterapia, pero ahora el implante de pene ya no es necesario a menos que el paciente lo desee.

Hoy en día, hay formas naturales de tratamiento para la disfunción eréctil, pero los más comunes y ampliamente estudiados son los medicamentos recetados. Ya que, de ninguna forma alentamos el uso de fármacos, hemos hecho todo lo posible para hacer que esta guía sea lo más completa posible. Así que a continuación, compartimos los valiosos consejos y el plan de alimentación que debes seguir, para curar la disfunción eréctil.

Medicamentos Con Receta Para La Disfunción Eréctil

En los Estados Unidos, en todo el mercado de la disfunción eréctil, sólo hay tres medicamentos que se prescriben y se encuentran en proceso de aprobación de la FDA. Los tres ingrendientes principales utilizados para combatir las causas físicas de la disfunción eréctil, en ningún orden en particular, son: tadalafil, más comúnmente conocido como Cialis, citrato de sildenafil, también conocido por su nombre popular Viagra, y vardenafil, también llamado Levitra.

La popularidad de estos fármacos se debe a que un alto porcentaje de hombres que los usan obtienen resultados. Para ser precisos, tres de cada cuatro hombres que usan estos fármacos pueden tener relaciones sexuales normales con su pareja.

En lo que se refiere a los efectos secundarios, es un tema totalmente diferente, porque cientos de miles de usuarios se han quejado de diversos problemas después de tomar estas pastillas.

En los hombres que sufren de diabetes, el porcentaje de hombres que fueron capaces de tomar cualquiera de los tres fármacos fue mucho más baja que los hombres que no sufren de diabetes. Así que para resumir, si tienes diabetes, el Viagra no es tu mejor opción.

Aquí hay que hacer una nota y decir que las drogas mismas no son capaces de dar a un hombre una erección. Tomar Viagra no quiere decir que un hombre vaya a tener una erección inmediata. Lo que estos medicamentos hacen, es permitir que el óxido nítrico entre en juego, permitiendo que los músculos en el pene se relajen y la sangre circule libremente. El hombre requiere de estimulación sexual para que las cosas avancen de forma normal

¿Cuándo se debe tomar estas pastillas?

Lo ideal sería que el Viagra y Levitra se tomen hasta una hora antes del acto sexual. Estas pastillas permiten que el hombre esté activo durante unas cuatro horas. Tadalafil se lleva el premio ya que sus efectos pueden durar hasta 36 horas.

Sin embargo, después de tomar este medicamento, un hombre puede tener relaciones sexuales sólo una vez en 24 horas.

Como puedes ver, hay demasiadas condiciones y especificaciones a la hora de tomar estos medicamentos prescritos. Lo que nosotros promovemos, es una forma natural y saludable para aumentar tu rendimiento sexual, sin tener que depender de pastillas o medicamentos y así evitar sus peligrosas consecuencias.

El Viagra salió al mercado en 1998. Antes de esto, la principal droga dominante en el mercado era alprostadil, que no era un medicamento oral. La sustancia tenía que ser inyectada en el pene o por medio de la uretra (ouch!), El Viagra dominó el mercado en los siguientes cinco años y el precio total de mercado de los tres nuevos fármacos combinados exceden los $ 3400 millones para el año 2004. Viagra siguió dominando durante los próximos dos años, con más de 50% de la totalidad de la cuota de mercado.

Pero, ¿qué son estos medicamentos y cómo funcionan realmente? Echemos un vistazo más de cerca a las tres drogas a continuación:

Viagra

Probablemente la droga sexual más popular del mundo. El Viagra ha recorrido un largo camino, y curiosamente no iba a ser utilizada originalmente como un medicamento para la disfunción eréctil. El Viagra, el citrato de sildenafil, tiene sus orígenes en los años 90, 1991 para ser exactos.

La droga fue elaborada como un tratamiento para el dolor de pecho. Sí, dolor de pecho. Sin embargo, mientras el fármaco se mantuvo en el mercado, sus fabricantes se dieron cuenta de su potencial, cuando sus clientes reportaban que provocaba otra reacción totalmente inesperada, una erección. Así el Viagra llegó a ser el medicamento que conocemos, y no ha dejado de ser prescrito para la disfunción eréctil desde 1998. La FDA aprobó el medicamento y hasta la fecha más de 30 millones de hombres de todo el mundo han utilizado Viagra en algún momento de sus vidas.

Datos interesantes sobre la Viagra:

La Viagra es una píldora que se toma por vía oral con algún líquido (siempre se debe tomar antes de comer cualquier cosa, mejor tomarlo con el estómago completamente vacío. Evite los alimentos grasos, ya que pueden afectar su absorción en el cuerpo). La Viagra utiliza el óxido nítrico para dilatar los vasos sanguíneos en el pene, lo que permite que fluya más sangre al órgano.

El óxido nítrico hace que los músculos del pene se relajen lo que hace que más sangre fluya y se endurezca el pene (¡erección!). El Viagra, como cualquier otro medicamento, tiene una dosis recomendada. No debes tomar más de lo que se prescribe. La cantidad normal es de 50 mg. Las farmacias suelen vender Viagra en dosis de 25 mg, 50 mg y 100 mg.

Debido a su naturaleza potente, el Viagra debe tomarse hasta una hora antes de la actividad sexual. Se mantendrá activo en tu sistema durante cuatro horas después de tomarla.

Muchos hombres comenta de que la Viagra aumenta la libido – pero esto no es cierto y tampoco causa erecciones automáticamente. Con el fin de lograr un mejor rendimiento durante el uso de este medicamento, pídele a tu pareja que te estimule hasta que estés excitado sexualmente. De esta manera se le da al Viagra la oportunidad de trabajar para que puedas tener mejor sexo.

Una advertencia – si sufres de enfermedad cardiovascular o si tienes la presión arterial baja, busca asesoramiento profesional antes de tomar Viagra, esto es especialmente importante para los hombres mayores de 65 años. Siempre lee la etiqueta con cuidado porque hay efectos secundarios y condiciones que pueden evitar que tomes este medicamento.

La Viagra tiene un costo de $ 10 por pastilla.

Levitra:

Después de haber disfrutado de un éxito de cinco años siendo la única solución para la disfunción eréctil, el Viagra se enfrenta a uno de sus primeros competidores.

El chico nuevo del sector, se llama Levitra. Levitra salió al mercado en el 2003 y hasta la fecha sigue siendo uno de los principales competidores y rivales de Viagra. Tras su aprobación por la FDA, Levitra se convirtió en un medicamento prescrito por los médicos. El medicamento funciona en el mismo concepto y principio que el Viagra. Levitra ayuda al flujo sanguíneo a ir hacia el pene lo que facilita que se endurezca y mantenga su erección durante el coito.

Se debe tomar hasta una hora antes de que tengas previsto un encuentro sexual. Esta droga actúa más rápido que cualquiera de las otras dos. Durante los ensayos clínicos, algunos hombres reportaron que llegaron a tener una erección tan sólo 25 minutos después de tomar la pastilla.

Levitra tiene algunas ventajas sobre la Viagra. Tiene la capacidad de trabajar junto a otras enfermedades como la diabetes y puede ser tomado si el paciente a tenido una cirugía de próstata. Estos son factores importantes que conducen a los médicos a recomendarla sobre otros medicamentos para la disfunción eréctil en el mercado.

Levitra tiene sus desventajas sin embargo. Nunca se debe combinar con medicamentos para el dolor en el pecho que contengan nitratos. Levitra no debe utilizarse en combinación con alfa-bloqueantes (medicamento usado para la presión arterial elevada o problemas de próstata). Levitra está disponible en pastillas de 2,5 mg, 5 mg, 10 mg y de 20 mg. Toma solamente una dosis al día. La Levitra cuestan casi lo mismo que la Viagra – $ 10 por pastilla.

Cialis:

Salió al mercado el mismo año que Levitra, Cialis es el Sr. de las drogas para la disfunción eréctil.

Mientras que la Viagra y Levitra actúan durante cuatro horas, Cialis dura ocho veces y te mantendrá en actividad hasta ¡36 horas!

Cialis es un medicamento oral cuya absorción en el sistema sanguíneo no se ve afectado por grasas o alimentos grasos, por lo que no debe tomarse con el estómago vacío. Sin embargo Cialis tiene sus propios inconvenientes, que pueden ser bastante desagradables.

Estos efectos secundarios incluyen, malestar estomacal, sensación de dolor en la espalda y los músculos y también dolores de cabeza.

Trabajando de una manera similar a sus contrapartes, Cialis fomenta un incremento en el flujo de sangre hacia el pene cuando un hombre se excita. Probado clínicamente para mejorar las erecciones si el hombre está sufriendo de leve a severa disfunción eréctil, Cialis sigue siendo uno de los mejores medicamentos recetados para la disfunción eréctil.

Cada uno de los tres medicamentos tiene sus pros y contras. Los efectos secundarios de Cialis generalmente aparecen después de 12 a 24 horas de haber tomado el medicamento y los síntomas tienden a desaparecer después de dos días.

Al igual que una resaca, realmente no tiene una cura, sólo hay que esperar que los efectos se vayan.

La dosis recomendada que se debe comenzar a tomar es de 10 mg. También hay opción de comprarlas de 5mg y 20mg.

Cialis no debe tomarse más de una vez al día.

El costo de una pastillas de Cialis es el mismo que el de las otras dos – $ 10 por pastilla.

Consecuencias de la toma de medicamentos para la disfunción eréctil

Hay una condición de la que se habla poco cuando se comienza a tomar estos medicamentos, el priapismo.

El priapismo es casi una ironía de la situación, porque se refiere a un estado en el que un hombre sigue teniendo una erección incluso después de que haya terminado de hacer el amor con su pareja.

Así que, de no poder tener una erección, ahora tiene una erección durante un período prolongado de tiempo. Así que olvídate de salir a cualquier lugar inmediatamente después de tener relaciones sexuales.

Es una situación curiosa, pero en realidad es un estado muy grave que puede conducir a daños del pene. Esta erección prolongada, si no se aborda, podría conducir al hombre a herir a su pene y a tener un problema aún más grave – la impotencia permanente.

Condiciones cardiovasculares y medicamentos para la disfunción eréctil

Lo último que alguien quiere es tener un problema grave durante la intimidad con su pareja. Sabemos que no es un pensamiento agradable, pero ha sucedido. Los hombres, por lo general mayores de 65 años, que sufren de una enfermedad cardiovascular, han tomado una de estas tres pastillas y por el esfuerzo de hacer el amor, terminaron con un ataque al corazón. Te estarás preguntando si esto es realmente posible. ¡Te aseguramos que lo es!

En una persona sana, la actividad sexual hará que respire con dificultad después de un esfuerzo apasionado. Cuando se sufre de problemas cardíacos que dictan que no deberían esforzarse demasiado, tienen que tener mucho cuidado con lo rápido que su corazón está latiendo durante el acto sexual.

Los hombres mayores de 65 años o los hombres con enfermedades cardiovasculares, tienen un alto riesgo al tomar los medicamentos antes mencionados. Los medicamentos para la disfunción eréctil son muy potentes y no deben ser tomados por hombres que no sufren de esta condición, y tampoco son destinados a mujeres o niños.

Si sientes mareo o dolor en los brazos y en el pecho durante el acto, es aconsejable que te abstengas de ir más lejos y parar inmediatamente. Si algo de lo mencionado anteriormente ocurre, habla con tu médico lo antes posible.

También vale la pena señalar que con los tres fármacos, se aconseja y recomienda empezar con la dosis más baja posible y aumentar paulatinamente según las necesidades.

Todos los medicamentos mencionados en este capítulo se prescribes por un médico. Por tu propia seguridad, no alteres la dosis prescrita, a menos de que se te indique lo contrario. Nunca uses el medicamento con otro propósito que no sea el que se estipuló. Siempre mantén la medicina en un lugar que esté fuera del alcance de los niños.

Causas De La Impotencia Masculina : La Depresión

La vida sexual íntima de una pareja proporciona placer y trae contencta a los dos individuos en todos los niveles. Sin embargo, cuando esa área de la vida de una pareja está quebrantada y no tienen ni idea de cómo volver a la normalidad, esto puede llegar a ser un reto y puede llevar a una ruptura.

La incapacidad para satisfacer a la pareja puede ser una carga para un hombre y frustrante para la pareja.

¿Esto significa que es el fin de tu vida sexual si tu pareja está sufriendo de la disfunción eréctil? Por suerte, no, porque todo lo que necesitas es un poco de conocimiento sobre el tema y seguir los simples consejos de esta página para tener una vida saludable.

Los hombres tienen que estar conscientes de que la disfunción eréctil es muy prevalente. Millones de hombres en todo el mundo comparten la misma situación y muchos de ellos no reciben la ayuda necesaria.

Asuntos relacionados con la vida sexual pueden ser rectificados, pero si un hombre no está dispuesto a hablar sobre su sexualidad, entonces no podrá buscar soluciones a su problema y será un aspecto difícil en la pareja.

No hay nada más satisfactorio, que el romance y el amor que florecen nuevamente en una relación que estaba muriendo.

El objetivo de esta página  es el de facilitar que dos personas puedan disfrutar del sexo y vuelvan a conectarse con amor y deseo. Esta página ha sido escrito para ayudar a las parejas que luchan en esta área de sus vidas para que vuelvan a disfrutar del sexo con regularidad.

Si no se controla, la disfunción eréctil puede crear problemas en una relación y dar lugar a una ruptura. Pero eso no es todo. Hay varios desafíos emocionales que el hombre tendrá que enfrentar, desde la baja autoestima hasta la ansiedad. El hombre es más probable que sufra en el proceso y una de las principales cosas que pueden aparecer, es la depresión.

Es ideal que tu pareja entienda todas las áreas problemáticas emocionales con las que puedes lidiar para que así pueda brindarte un mayor apoyo.

D para la depresión

La depresión durante muchos años no fue reconocida como una condición que debía ser abordada con seriedad. Sólo en la historia de la medicina reciente los médicos han comenzado realmente a clasificar la depresión como una enfermedad que necesita tratamiento y que si no se controla, puede entorpecer la habilidad de una persona para llevar una vida normal.

La depresión es una enfermedad crónica. Crónica significa que un día puedes sentirse completamente bien y al día siguiente puedes tener pensamientos suicidas. Así es como actúa la depresión grave.

La depresión en sí es un motivo de preocupación, pero cuando se combinan con la disfunción eréctil, se tiene un caso muy difícil y delicado en las manos. Los estudios han demostrado una y otra vez que la disfunción eréctil y la depresión están estrechamente vinculados, y que los hombres que sufren de disfunción eréctil eran más propensos a sufrir de depresión que los hombres que no sufren el problema.

En varios estudios, se observó que la disfunción eréctil, en la mayoría de los casos, no es la causa principal de la depresión. Es sólo uno de los muchos factores que pueden conducir a la misma. Como regla general, la masculinidad casi siempre se ha medido por la capacidad sexual de un hombre, así que cuando esta capacidad se ve coartada, muchos hombres sienten que su masculinidad le ha sido arrebatada y no saben cómo manejarlo.

Es por esto que que caen en depresión. La disfunción eréctil puede conducir a la depresión que a su vez afectará la calidad de vida del hombre, así como la frustración y la profunda insatisfacción consigo mismo se comerán su confianza.

A su vez, las relaciones pueden sufrir e incluso puede reflejarse en el trabajo como resultado de algo que muchos no entienden. Lo que tienen que entender es que no deben culparse a sí mismos si experimentan la disfunción eréctil. Algunos hombres se preguntarse si son normales y se inculpan por algo que puede estar fuera de su control.

Algo para pensar: la depresión puede ser provocada por un hombre que experimenta la disfunción eréctil. Un hombre que sufre de disfunción eréctil puede comenzar a sentir que su autoestima ha sido quebrantada y esto puede conducir a la depresión. Es un ciclo terrible que debe ser tratado inmediatamente.

Afortunadamente este no es el final del camino. Esta página está aquí para esneñarte cómo la disfunción eréctil se puede curar y cómo conseguir que tu vida vuelva a ser plena. Todo esto te permitirá recuperar la alegría, la pasión y el deseo en tu relación.

Si quieres leer todas las causas de la disfuncion erectil haz clic aquí

Mejorar Las Erecciones De Formas Naturales

 

Curas herbales y otras curiosidades

La disfunción eréctil o, como la condición era conocida en el pasado, impotencia, no es algo nuevo para el hombre. De hecho, decenas de científicos, herbolarios, médicos y profesionales de la medicina en los últimos años se entregaron a la ciencia para buscar entender la impotencia y encontrar una solución.

Hubo muchos médicos que hablaron sobre los medios naturales de curación y trataron de remediar la situación con las hierbas y otras plantas. El científico Plinio, del primer siglo, habló en muchísimas ocasiones sobre los diferentes tipos de afrodisíacos que se suponía iban a curar la impotencia.

Las curas que Plinio ofrecía no eran las más dulces al paladar, pero si la persona insistia en seguir adelante con ellas, se les advertía a que se prepararan. ¿Qué tal un poco de vino con ajo y cilantro? Si no ingeieres alcohol, entonces vamos a reemplazar el vino con un poco de agua que se ha utilizado para hervir espárragos trigueros.

¿El ajo no es de tu agrado? Entonces por qué no probar caña de cipriano en el vino, o tal vez incluso las hojas de clematis que en esta ocasión se comen, mientras se toma el vinagre. Si encuentras las recomendaciones de Plinio menos que agradables, entonces me temo que no te habría gustado mucho vivir durante los tiempos griegos y romanos, o por lo menos no te hubiese gustado su medicación para la impotencia.

Los griegos y los romanos, tenemos que reconocerlo, crearon los remedios más ingeniosos posibles, pero tal vez los llevaron demasiado lejos.

Por ejemplo, tomar una medicina a base de serpientes no acaba de llamar mucho la atención. Los griegos y los romanos creían que como las serpientes tienen la increíble capacidad de rejuvenecerse a sí mismas, entonces tal vez esa capacidad podría ser transferida a los humanos si se utilizaban ciertas partes de la serpiente en la medicina.

¡Eso no es todo! ¿Qué tal un plato clásico de genitales de cabra? Te apuesto que no les decían lo que se estaban comiendo y simplemente los animaban a comer, ya que era “la medicina que traía la emoción de vuelta a su vida” y para cualquier hombre desesperado, hubiera sido suficiente para intentarlo.

Lagartos, especialmente los más grandes, como el eslizón, también fueron parte de las comidas y se consumían con gran entusiasmo con una garrafa de vino blanco para que estuviesen demasiado borrachos como para saber lo que estaban comiendo.

La fascinación con partes de animales no terminó en épocas anteriores y, sorprendentemente, encontrarás frailes de mediana edad que recomiendan el pene de un lobo como una cura para la impotencia.

Uno de estos frailes que se destaca en la historia, es Alberto Magno, que detalla explícitamente cómo el pene del lobo debía ser preparado y consumido en su clásico del siglo 13: De Animalibus. Había que cortar la carne en pequeñas porciones y luego asar en el horno, y una vez hecho esto, comer unas cuantas piezas que supuestamente lograban tener un efecto casi de inmediato.

Incluso los gorriones y estrellas de mar fueron incluidos en la lista de animales considerados como afrodisíacos capaces de restaurar la virilidad de un hombre. La desesperación de los hombres llevó a algunos a llegar a consumir elixires que vendían a personas que aseguraban que estas pociones funcionarían.

Una de estas escuelas de pensamiento se propagó por el club de Medicina Physio de 1739 y llevó a muchos a creer que su elixir funcionaría y sanaría. No hay ningún tipo de registro de si alguna vez funcionó, pero siempre apuntan a lo que su elixir prometía hacer para los hombres: “prolongar la capacidad para complacer a sus parejas”.

A medida que se acercaba el siglo XIX, la búsqueda de una cura continuó y ahora los médicos participaban en este proceso también y comenzaron a hacer promesas con sus jarabes y mezclas. El Dr. Brodum era popular por su jarabe para el sistema nervioso, así como Samuel-Auguste Tissot tenía su propio conjunto de medicamentos llamado el Bálsamo de Galaad. Se puede decir que estos médicos fueron los precursores de los grandes fármacos para la disfunción eréctil que existen en la actualidad.

Al igual que hoy, no faltaban los que abogaban por el uso del cannabis como la cura para todas las enfermedades incluyendo la impotencia. A la vanguardia de esta escuela de pensamiento estaba Frederick Hollick, que realmente creía que el uso de cannabis no sólo provocaría la potencia sexual de un hombre, sino que también le proporcionaría otras habilidades útiles durante las relaciones sexuales.

A medida que las décadas pasaban, más y más médicos continuaron con los experimentos en el área de la disfunción eréctil y muchos tónicos y estimulantes fueron introducidos. Como puede suponerse, no todos ellos fueron probados rigurosamente para proporcionar los mejores efectos.

Algunos de estos llamados tónicos, realmente hicieron más daño que bien, pero en esa época no existía la FDA para estandarizar los suplementos y velar por la seguridad de todos los medicamentos que se vendían.

Justo antes del comienzo del nuevo milenio, una de las drogas más importantes y populares para la disfunción eréctil, fue lanzada al mercado

La Viagra. La Viagra es una píldora que combina todo el trabajo que muchos habían tratando de hacer durante siglos. Sigue siendo una de las formas preferidas de medicamentos orales aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos.

La Viagra no sólo es uno de los medicamentos más populares y conocidos en el mercado, sino que también difrutó de los derechos exclusivos como el único medicamento para la disfunción eréctil, facturando más de mil millones de dólares en ventas anuales, hasta que sus competidores entraron en el mercado en el 2003.

Así que durante cinco años, Pfizer disfrutaba a rienda suelta en esa área de la industria farmacéutica hasta que las compañías rivales comenzaron a producir sus propios medicamentos para la disfunción eréctil. Hoy en día, algunos de los principales competidores son Cialis de Eli Lilly y Levitra de Bayer AG

La historia delascuras mecánicas Los físicos, no queriendo quedarse atrás, también se impulsaron a idear sus propias invenciones ingeniosas que dejaron mucho que desear. Los científicos intentaron todo, desde el uso de magnetismo en camas eléctricas para curar la flacidez.

Algunos incluso fueron tan lejos como utilizar los mecanismos de la fuerza eléctrica para explicar cómo se producen las erecciones y por lo tanto justificar el uso de medios eléctricos como métodos de curación. Uno de estos inconformistas fue John J. Caldwell.

Pero ninguno fue tan excéntrico como el físico francés Vincent Marie Mondat, que literalmente creó una bomba de vacío que atrajo la sangre al pene e indujo una erección. Dos guerras mundiales no pudieron evitar que los científicos continuaran con su trabajo, y entre 1914 y 1945, seguían tratando de encontrar una cura para la disfunción eréctil.

La capacidad de producir una erección a cualquier costo, resultó en la creación de los aparatos sexuales más extraños jamás creados. “Olvídate de la comodidad de tu pareja, ¡lo importante es mantener una erección!” Tal era el pensamiento de muchos científicos ya que algunas de las invenciones creadas durante este período fueron probablemente más satisfactorias para las mujeres que para los hombres. Los científicos dieron con todo tipo de inventos como dispositivos para el coito de Loewenstein, que era un tubo que se colocaba sobre el pene antes de la relación sexual.

Loewenstein argumentó que el pene podría ser entrenado para endurecerse con el tiempo y el dispositivo ya no sería un requisito. Algunos científicos comenzaron a realizar cirugías de trasplante, como el excéntrico Dr. G Frank Lydston que operó sobre sí mismo en 1914, haciéndose un injerto del testículo de un hombre que había muerto.

Los científicos estadounidenses no fueron los únicos en hacer este tipo de cirugías. También los científicos franceses y rusos estaban compitiendo para encontrar una cura. En 1919 el científico ruso Serge Voronoff causó una gran controversia al informar cómo había trasplantado testículos de chimpancés en varios hombres cuyos impulsos sexuales y libido habían mejorado.

En Estados Unidos, la implantación de barras de silicio se convirtió en un procedimiento común en los años 70, aunque se dice que estas no fueron aprobadas por la FDA. Como resultado, muchos hombres sufren de infecciones y, por desgracia, incluso después de los implantes, la mayoría aún sufría de disfunción eréctil.

La Psicología De La Disfunción Erectil

Conseguir una erección no es sólo psicológico, sino también fisiológico. Sin embargo, es importante que el hombre sea estimulado y que esté en un ambiente que permita que se excite. Este concepto fue plenamente apreciado y aceptado por el científico Prisciano, que animó a los hombres impotentes a crear un ambiente que los estimulara sexualmente. Propuso que el hombre debía estar en un lugar donde pudiera observar a mujeres hermosas y recomendaba leer literatura erótica. Este era un método infalible, decía Prisciano.

Algunos romanos eran muy supersticiosos y llevaban amuletos y talismanes en un intento de alejar el mal. Estos talismanes incluían el uso de dientes de cocodrilo. Orar a los diferentes dioses también se decía que aseguraba la capacidad del hombre para lograr erecciones.

Sin embargo, ya que la ciencia no había progresado en ese entonces tanto como ahora, la gente no entendía que las razones fisiológicas eran las culpables de la aparición de la disfunción eréctil.

Sólo para mostrar cómo las personas pueden ser crédulas, Nicholas Culpeper y Jane Agudo comenzaron un rumor de que los hombres tenían orinar a través del anillo de bodas de su esposa para alejar el mal. En Francia esta idea incluso se extendía a la idea de que orinar a través del ojo de la cerradura de la puerta de la iglesia en la que uno se casó, lograba que un hombre se deshiciera de su impotencia.

No Te Averguenzes De La Disfunción Erectil

Los hombres siempre han tenido el orgullo de su capacidad para complacer a la pareja, y cuando esta habilidad innata para satisfacer a su pareja se le arrebata, a menudo es una gran carga emocional para un hombre de soportar

Sin embargo, la idea de que la capacidad del hombre para complacer a su pareja es lo que lo hace un hombre, debe ser desechada porque el hombre es mucho más que esto. ¿Cuál es el beneficio de tener una pareja que pueda complacerte sexualmente, pero es completamente irresponsable en todos los demás ámbitos de la vida?

Es difícil hacer el amor con alguien que no te respete. Un hombre que está dispuesto a asumir la responsabilidad de su familia, proveer po ellos y protegerlos, es lo que lo hace más atractivo para su pareja y puede despertar el deseo sexual.

El proceso de sanación no se trata sólo de leer esta página, también significa mejorar todos los otros aspectos como hombre y convertirte en una mejor persona en el proceso

Mitos De La Disfunción Erectil

Todos nos hemos sentado incómodamente en clase durante esas charlas de educación sexual de la secundaria impartidas por profesores igualmente incómodos, para alertarnos de la severidad y consecuencias de las relaciones sexuales prematrimoniales y la promiscuidad sexual.

Luego nos repartían folletos con imágenes horribles de las personas con enfermedades de transmisión sexual.

Vamos a aclarar el primer mito; la disfunción eréctil no es causada por una enfermedad de transmisión sexual.

No es el resultado de un virus que contrajiste y tampoco es causada por los genes.

¿Sorprendido? Bueno, no eres el único. Entonces, ¿qué puede causar la disfunción eréctil?

Permíteme llevarte de nuevo a esa clase de educación sexual por un minuto, pero esta vez vamos a estudiar la estructura del órgano sexual masculino.

El órgano sexual masculino se divide en dos mitades llamados los cuerpos cavernosos.

En el interior de estas cámaras, se encuentra un tipo especial de tejido parecido a una esponja que se compone de una red intrínseca de los vasos sanguíneos.

Para que un hombre pueda tener una erección cuando se excita, los capilares sanguíneos deben estar funcionando correctamente, en otras palabras, tiene que haber libre circulación de la sangre sin interrupciones.

Durante una erección, las paredes de estos vasos sanguíneos se relajan y, al hacerlo, permiten el paso libre y el flujo de la sangre. Todo esto es gracias a los mensajes transmitidos a los nervios en el órgano reproductor masculino desde el centro de control principal, el cerebro. La sangre que fluye a través de la red capilar en el pene llega a una alta presión y por lo tanto conduce a una erección.

Por lo tanto, cuando todo está funcionando, el cerebro emite una serie de mensajes que siguen a la médula espinal y se entregan a las terminaciones nerviosas en el órgano reproductor masculino. Las señales químicas llamadas neurotransmisores se secretan a la sangre y estos son responsables de los cambios que se producen.

En primer lugar, los vasos que traen sangre oxigenada a los cuerpos cavernosos reciben relajación. Esta relajación en consecuencia, permite el libre flujo de sangre hacia el pene.

La sangre que entra en el pene conduce a la ampliación y endurecimiento del órgano, dando lugar a una erección.

Claramente, no se necesita mucho para tener una erección. Entonces, ¿dónde radica el problema cuando un hombre no puede tener una erección? Los problemas empiezan a surgir cuando los vasos sanguíneos se bloquean o se dañan de alguna manera.

Otra causa común que conduce a la disfunción eréctil es cuando las terminaciones nerviosas del pene no están funcionando adecuadamente. Los tejidos en su órgano también pueden ser un factor que contribuye a la condición, al igual que la falta de una dieta balanceada.

Sin embargo, no hay nada que temer, porque la disfunción eréctil, en la mayoría de los casos, se puede resolver. Y esto es exactamente lo que queremos ayudarte a hacer con esta guía.

Pero primero, hay una cosa muy importante que necesitas saber: ¡no hay nada de qué avergonzarse! El conocimiento es poder. Ahora que sabes y puedes potencialmente ayudar a alguien o hasta a ti mismo, la próxima vez que te confiesen algo como esto, ya no tendrás que encogerte de hombros, estar incómodo o tratar de cambiar el tema.

En su lugar, podrás arrojar un poco más de luz sobre el asunto para que la persona pueda obtener ayuda y retomar las riendas de su vida. Además, si estás sufriendo de disfunción eréctil, puedes utilizar la valiosa información presentada en este libro para resolver tu problema. Así que si piensas que tú o alguien que conoces puede estar luchando con la disfunción eréctil, en el siguiente artículo te presentamos algunos de los síntomas más comunes:

Sintomas De La Disfunción Erectil